portada alerta caníbal de Eskorzo

Escuchar en...

Comprar

Alerta Caníbal

Con “Alerta Caníbal” (Rootsound Music 2017) la banda abraza de lleno las sonoridades de Latinoamérica, no es coincidencia que el septeto haya elegido Medellín, durante su gira colombiana, para presentar en primicia este trabajo.

Eskorzo se adentra en una jungla sonidera con once canciones llenas de energía depredadora, cargadas de fiebre tropical, fieras cumbieras y raíces enmarañadas de rock, salsa y afrocubanismo que harán que tus huesos se rompan de tanto bailar cuando vayas a verlos en directo. Es un disco conceptual que gira visual, musical y líricamente alrededor de la idea del canibalismo en todas sus vertientes, tanto físico como emocional, individual o social. Este concepto, también se refleja en el espectacular artwork realizado por Luis Toledo (Laprisamata) que hace aún más maestra la obra.

La hipnotizante introducción nos arroja de lleno a “Cumbia Caníbal”, posiblemente una de las canciones más adictivas y el leitmotiv del álbum, toda una declaración de intenciones de lo que vamos a degustar y nos alerta que estamos ante una disco de alta temperatura, dando paso así a «Zona Caliente” , una descarga tropical de rock latino, sudor y carne cruda. Del Caribe más salvaje nos adentramos al Estrecho, navegando con la rumba canalla de “Despiadado Corazón” y la genuina colaboración garrapatera de El Canijo de Jerez. Resucitamos con “La Tumba”, una cumbia fronteriza que nos golpea el pecho y la conciencia, donde destaca la participación de la reina del mestizaje Amparanoia y cuyo videoclip es visitando imprescindible. El ritual llega a la apoteosis a base de un punk psico-nazarí con la aniquiladora “Alerta Caníbal”, la canción que da título al disco, donde se da un repaso al estado de miedo paranoico que nos paraliza como individuos.
El número siete lo viste “Llena Hiena”, tema con el que se arma una auténtica jauría carroñera recordándonos a la cumbia peruana de Los Destellos e incluso aquel legendario “Tequila” de The Champs. En “Herida Abierta o Cicatriz” nos transportamos a La Habana , donde lucharemos para no devorarnos a nosotros mismos en una de las canciones más íntimas y emotivas de la banda. La fiesta se prende de nuevo a ritmo de vallenato y bullerengue en “Los besos que me dabas” donde hay que bailar sin comerse el uno al otro. Con “Armas de Barrio”, Eskorzo se marca una de las mejores adaptaciones latinas realizadas de “The Guns of Brixton” (The Clash), aquí la banda critica el control bancario y los desahucios a ritmo de cumbia, manteniendo el vínculo existente entre Granada y los de Joe Strummer. El ritmo se vuelve más trepidante con “La Pena”, otro píldorazo de punk-rock con aires balcánicos marca de la casa. Y como colofón final formaremos parte del menú en la seductora y escalofriante “Déjame que te devore”, todo un postre caníbal que cierra una de las obras más redondas y completas del combo granadino.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies